Confía plenamente en el trabajo de Couche Photo.

“¿Te han llegado ya las fotos? ¿Has visto qué maridazo tengo?”, me dice Isabel por mensaje antes de subirse al avión para irse de viaje de novios. Todavía no ha visto las fotos oficiales de su boda pero no le importa cedérmelas para el blog porque confía plenamente en el trabajo de Couche Photo. Isabel es así, de esas novias que antes de hablarte de su vestido te hablan de su marido y de lo bien que lo pasaron. De las que publican en un blog, no por vanidad, si no por agradecimiento a todos los que la ayudaron. De las que se pone un sombrero y un vestidazo de Roberto Diz y deja al mundo boquiabierto.

Estoy feliz de poder publicar una boda tan entrañable, de una persona que, por lo poco que la conozco, además de ser una belleza, tiene algo especial.

IR A NOTICIA