De las fotografías de este precioso enlace se encargó Couche Photo y del vídeo Cocatoo, “fueron cercanos en el trato y discretos en las formas, y el resultado fue realmente brillante”. Un recuerdo perfecto… ¡para un día perfecto!

Marta y Fernando se conocieron de casualidad. Por aquel entonces, él estudiaba en Sevilla, y ella, que estudiaba en Granada, decidió pasar un finde de chicas en la capital hispalense. Esos días marcaron un antes y un después en sus vidas, de eso no cabe duda. Tras varios años de idas y venidas, coincidieron en la misma ciudad uniendo por fin sus caminos. La suya fue una boda tradicional y clásica pero con mucho estilo en un ambiente castizo y andaluz. Te contamos todos los detalles.

IR A NOTICIA